Escucha esta nota aquí

La Embajada de Estados Unidos confirmó este miércoles al Ministerio de Defensa de Argentina que la flota de la US-Navy se retira del Mar Argentino tras 42 días de búsqueda del submarino perdido.

Argentina no cuenta con la tecnología capaz de identificar objetos sub-acqua detectados por los sonares de los buques, por lo que necesita de los ROV (vehículos operados en forma remota) para la identificación de indicios, por lo cual el Ministerio de Defensa asegura que analiza la posibilidad de alquilar un ROV que descienda a 1.000 metros, publica el diario argentino Clarín.

Sin embargo, anunciaron que si la Armada argentina detecta algún indicio importante de la presencia del submarino el ROV estadounidense será trasladado al mar argentino, nuevamente, por vía aérea.

Rusia continuará con la búsqueda hasta las primeras semanas de enero, señala Clarín.