Escucha esta nota aquí

¿Conoces  a alguien que últimamente te ha sacado de tus casillas? Ahora podrás hacérselo saber en una carta dentro de un frasco. Pero lo que la otra persona no se lo espera es que al abrir, saldrá un olor repugnante del envase.

Por mas descabellada que suene la idea, la compañía "Fart in a Jar", que en español significa pedo en un frasco, invita a la gente hacer llegar el mal olor junto a una tarjeta con un mensaje anónimo.

El usuario sólo debe seguir cuatro pasos: escoger el olor, escribir el mensaje anónimo, pagar diez dólares por el envío y disfrutar de la dulce y olorosa venganza.

Se puede elegir entre tres diferentes tipos de gases: el de camionero, el de chico con resaca y el de alguien que ha participado en una competencia de ver quien come la mayor cantidad en el menor tiempo.

Así que la próxima vez que alguien te haga perder la paciencia, mantén la calma, pues esta opción está siendo muy bien recibida en Estados Unidos y probablemente algún día llegue al país.