La selección de Colombia regresó ayer a los entrenamientos, un día después de la goleada sobre Polonia (3-0), en la segunda jornada del grupo H del Mundial de Rusia 2018, y lo hizo en una suave sesión en la que solo participaron los suplentes.

Fueron 11 los jugadores que se ejercitaron sobre el césped del estadio Sviyaga, ubicado a unos 35 kilómetros de Kazán y muy cerca del hotel de concentración del conjunto cafetero.

En la práctica estuvieron Óscar Murillo, Cristian Zapata, Farid Díaz, Carlos Sánchez, Jefferson Lerma, José Heriberto, Miguel Ángel Borja, Luis Fernando Muriel,  Carlos Bacca, Camilo Vargas, Juan Cuadrado y David Ospina. Mientras el resto de integrantes hacía ejercicios livianos.
Colombia debe ganar el jueves a Senegal, en la última fecha del grupo H, para avanzar a octavos.