Bolivia

BOLIVIA

Pérez y Mesa protagonizan una charla sin tapujos

El jesuita y el expresidente participaron del antepenúltimo programa del 'Hombre Invisible'. El cura se retirará de los medios tras 37 años de labor periodística

Jesús Alanoca Paco @jesus_alanoca Hace 12/28/2017 10:04:00 AM

Escucha esta nota aquí

No fue una entrevista convencional. El padre Eduardo Pérez Iribarne y el expresidente Carlos Mesa intercambiaron preguntas y respuestas en el antepenúltimo programa del 'Hombre Invisible' que se emite por Fides TV.

A dos días de lo que significará el retiro de los medios de comunicación del "curita", tras 37 años de labor periodística, el jesuita y el vocero de la causa marítima conversaron sobre historia, religión, literatura y política, realizando sendas revelaciones. 

"Lidia Gueiler se escapaba de Palacio a mi casa. Ella me traía paquetes de billetes para la construcción de mi centro de salud", rememoró Pérez, recordando a la primera mujer que asumió la presidencia del país, quien, además, le posibilitó adoptar la nacionalidad boliviana.

Ambas personalidades chocaron en algún momento respecto a las imágenes de Antonio José de Sucre y Andrés de Santa Cruz como las más representativas de la historia. El católico apostó por el gran mariscal de Ayacucho, mientras que el estudioso se jugó por el militar y político peruano-boliviano. Sin embargo, ambos coincidieron en que la frase que debería ser más representativa para Bolivia fue la pronunciada por el primero: "¿Qué es Bolivia? Un amor desenfrenado por la libertad”.

Pérez confesó que antes de llegar al país su intención fue ir a India. "Yo vi el Condoriri y me enamoré, el Illimani vino después", contó sobre su primera impresión del país. También reveló que en 2003 todo el mundo se reveló en su contra, "hasta los jesuitas".

También comentó que tras su retiro de los medios (su último programa es el viernes), dedicará casi todo su tiempo al trabajo en el colegio San Calixto, a algunos emprendimientos empresariales y a proyectos en salud.

Mira el video de la entrevista:

 

En cambio, Mesa sostuvo que "la política te obliga hacer cosas que no se deben, porque no se puede contentar a todos" y admitió que uno de sus errores fue "no haber entendido la esencia de la política. Creí equivocadamente que en un rol de transición histórica había tenido que tener neutralidad", en referencia a su rol en la crisis de 2003.

Como un "obsesivo neurótico", así se calificó el jesuita, señalando que nunca consideró ser una súper figura, a pesar de "influenciar" en algunos mandatarios. Se calificó como un "jodido" y explicó: "no tengo autoridad, tengo liderazgo".  

Recordó además que le dio una misión al papa Francisco durante su visita en 2015, pero que hasta ahora no la cumplió. "Los jesuitas somos como soldados, o cumplimos misiones o no servimos. Yo le di una misión al papa Francisco (...) Habla muy bonito, pero la curia goza de tan mala salud como cuando estaba el papa alemán", aseveró.

Pérez reveló que tiene dos marcapasos y que ambos se los colocaron en el país. "El periodismo me ha envejecido, me cansó comentar sobre tanto delincuente junto, quiero rejuvenecer", aseveró.

En contraparte el historiador reveló que sus mejores amigos son Mario Espinoza y Ximena Valdivia, pero al igual que el padre, no quiso revelar el nombre de sus enemigos, algunos actuales por la reacción de ambos.

"He emprendido misiones para las que no estaba preparado", asumió como su peor error ser director de radio Fides, mientras que Mesa admitió que uno de sus peores desaciertos fue ceder PAT por la presidencia.