La Fiscalía de Yapacaní ha abierto una investigación de oficio contra el comandante de la Policía de ese municipio, coronel Adolfo Cárdenas, por haber protagonizado un accidente de tránsito supuestamente en estado de ebriedad y, además, por haber influenciado en sus subalternos para que el caso no trascendiera, según fuentes oficiales.

Un hombre y una mujer, vecinos de Yapacaní, hicieron llegar un comunicado a la fiscal María Esther Flores, en el que detallan que la noche del miércoles 2 de diciembre hubo un choque entre dos vehículos en la ruta entre Yapacaní y Santa Fe, cerca del puente del río Yapacaní, en el que testigos corroboraron que el conductor de uno de los motorizados era Cárdenas, que iba acompañado de una funcionaria de la Alcaldía de dicho municipio.

Posible influencia
Los denunciantes indicaron que en el choque resultó herido, aunque no de gravedad, el conductor de la camioneta de la empresa Sertel, identificado como Luis Antonio, quien, aparentemente, no denunció presionado por el jefe policial.

Asimismo, se habrían modificado los resultados del examen de alcoholemia. La fiscal dijo que citará a los involucrados y, en caso de comprobarse que hubo encubrimiento, procesará a los responsables.
El comandante Cárdenas no contestó las llamadas telefónicas hechas por EL DEBER