Escucha esta nota aquí

Durante su ingreso al coliseo del colegio Don Bosco, Francisco se acercó a las personas que habían flanqueado el acceso con la esperanza de verlo. Entre gritos de algabaría y aplausos de la gente, saludó a todos quienes estiraban los brazos para recibir su bendición y expresarle su cariño.

Al salir de la residencia del cardenal Terrazas, en donde se hospeda, se acercó a la multitud apostada en la vereda de enfrente para saludar y luego al subir al papamóvil, sus guardias le acercaron a un niños para que lo bendijera.

A mitad del camino hacia Don Bosco pidió que su vehículo se detenga en un tramo del segundo anillo y descendió para saludar al público. Luego su guardia permitió que una mujer subiera al vehículo para abrazar al pontífice.

En el recinto participa de un evento con religiosos, seminaristas y sacerdotes. "Estoy contento con este encuentro", manifestó el pontífice durante su discurso.

Posteriormente se dirigirá a la Expocruz para participar en el II Encuentro Mundial de Movimientos Populares. Se tiene previsto que al finalizar su agenda, visite al cardenal Julio Terrazas en la clínica Incor donde se encuentra internado desde hace más de diez días.
?