Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Educación divulgó ayer la resolución 001/2015 referida a la gestión escolar, que, entre otras cosas, autoriza la implementación de la librera electrónica o digital en reemplazo de la que se imprimía en cartón, además establece que la inscripción de alumnos nuevos (en colegios de alta demanda) se haga mediante el sistema de sorteo.
De acuerdo con dicha resolución, que ya se encuentra en la página web del Ministerio de Educación, para modernizar el llenado de libretas se creará una plataforma computarizada a la que los maestros tendrán acceso. A partir de este año, el Registro Único de Estudiantes (RUDE) también ingresa a la ‘era digital’.

El ministro del área, Roberto Aguilar, indicó que el padre de familia podrá solicitar a la unidad educativa la impresión de las notas y, en caso de traspaso a otro establecimiento educativo, no necesitará otra certificación para registrar a su hijo.

El ministro destacó que este cambio es posible ahora debido a los mecanismos de tecnología que se implementaron en el sistema educativo, como la dotación de computadoras a los maestros, tanto del área rural como urbana.

Registro
La norma también ratifica para el 19 de este mes el inicio de las inscripciones, periodo que se prolongará por cinco días; y para el 2 de febrero, el arranque de las clases en todo el país. La actividad escolar se desarrollará en diez meses, es decir, hasta la última semana de noviembre.

Otra de las novedades es que a partir de este año se oficializa el registro, mediante sorteo, en las unidades educativas con sobredemanda. “Las filas en la inscripción no son válidas. En consecuencia, el día del inicio de las inscripciones personal de las direcciones distritales y la dirección del colegio procederá a levantar las listas y hacer el sorteo respectivo”, reza la norma.

El titular de la Dirección Departamental de Educación, Salomón Morales, indicó que este mecanismo ya se aplicó el año pasado en Santa Cruz, dando buenos resultados. Agregó que los estudiantes que no logren un espacio mediante el sorteo, serán reubicados en los colegios más cercanos.

La resolución también reduce el número de alumnos por aula; en el nivel inicial pasará de 35 a 30 estudiantes y en primaria y secundaria, de 40 a 35.

David Montaño, ejecutivo de los maestros urbanos de Santa Cruz, destacó los cambios, pero considera que será difícil, por ejemplo, la reducción de alumnos en zonas pobladas, como en el Plan Tres Mil, donde hay colegios con 60 alumnos por aula