Escucha esta nota aquí

Dos "partes grandes" del avión de AirAsia que se estrelló el domingo fueron encontradas en el fondo del mar de Java, anunciaron este sábado las autoridades indonesias, mientras continúan las tareas de búsqueda para recuperar cadáveres y las cajas negras.

En el séptimo día de operaciones de gran amplitud emprendidas por Indonesia con ayuda de varios países, se recuperaron los restos hasta ahora más significativos de la aeronave siniestrada, así como 30 cuerpos de víctimas entre las 162 personas que viajaban a bordo del Airbus A320-200 (vuelo QZ8501).

Una de las dos partes halladas mide 10x5 metros. Según un documento transmitido a la prensa, una de las partes pertenecería a la cola del avión.

A continuación, las autoridades mandaron buzos al lugar donde se hallaron esos restos para tratar de recuperar más cadáveres.

Este sábado, informó el director de la Agencia nacional de búsqueda y rescate, Bambang Soelistyo, "la principal tarea es encontrar y evacuar [los cuerpos de] las víctimas" del avión de AirAsia que realizaba el trayecto entre la ciudad indonesia de Surabaya y Singapur el domingo, y que desapareció de las pantallas de los radares poco después de despegar.

El Airbus voló por un corredor aéreo prohibido 

Por su parte, el ministerio de Transportes indonesio indicó que el avión de AirAsia no tenía autorización para volar en el corredor aéreo que utilizó el piloto.

El Airbus "voló en el corredor aéreo en un horario en el que la compañía no tenía autorización", según declaró el director general de transportes aéreos, Djoko Murjatmodjo. "Infringió el permiso de vuelo dado, el horario autorizado, y esto es un problema", añadió.

El piloto había pedido tomar mayor altura para evitar tormentas amenazantes, pero no recibió inmediatamente la autorización a causa del importante tráfico aéreo que había en ese momento. Poco después, el aparato desaparecería de los radares.

Djoko Murjatmodjo añadió que todas las aerolínea indonesias van a ser sometidas en breve a un control.