Escucha esta nota aquí

A los 10 años descubrió sus inclinaciones artísticas y sus padres la apoyaron, encomendándola a una guía excepcional, la talentosa artista boliviana Romanet Zárate. Así, Laura Balcázar Céspedes aprendió técnicas de dibujo, de pintura y de tejidos. 

Hoy, con 15 años cumplidos el 10 de marzo, Laura habla con la emoción y sentimiento de una artista.  Ama la naturaleza, el diseño, la decoración, la fotografía, los recuerdos...

Su habitación es prueba de ello, está llena de cuadros y la mayoría son obra suya. Sus favoritos son uno de un rompecabezas de 100 piezas que armó hace cuatro años y que mandó a enmarcar y otro, un dibujo que trazó hace tres. Para ella son invaluables, pues se trata de recuerdos guardados dentro de un marco.

Y otra forma de capturar momentos y belleza es la fotografía; las flores y el cielo son sus modelos favoritos.

Por el momento toma sus habilidades como una afición, pero cuando salga del colegio, todavía cursa tercero de secundaria del Alemán, piensa convertirlo en su estilo de vida.

Estudiará Arquitectura y Decoración de Interiores en el extranjero, quizás en Alemania; posteriormente viajará para inspirarse, le encantaría que a Dubái; y luego regresará a Santa Cruz, donde le gustaría diseñar su obra estrella, un edificio de 150 pisos, de vidrio, en la zona de Equipetrol.