Escucha esta nota aquí

La Iglesia católica boliviana inició este domingo una masiva colecta para financiar parcialmente la visita del papa Francisco a Bolivia, prevista para julio próximo, constataron periodistas de la AFP.

El arzobispo de La Paz y coordinador de la visita papal, monseñor Aurelio Pesoa, invitó en la homilía de la basílica de San Francisco a "participar en esta colecta (que) es, entonces, colaborar con Dios mismo y testimoniar de esa manera nuestro amor fraterno".

El llamado de la jerarquía eclesiástica tuvo inmediato eco en la feligresía que aportó en el cepillo de la basílica, una iglesia colonial en el centro de La Paz que, sin embargo, Francisco no visitará.

"Me parece una buena iniciativa y especialmente nosotros los feligreses tenemos la obligación de dar para que el Santo Padre venga a Bolivia y realmente es un orgullo tenerlo al Papa aquí en nuestro país", dijo emocionado Hernán Rodríguez, un asistente a la misa.

La convocatoria a colaborar se replicó en las iglesias y templos de todo el país.

En Santa Cruz, la ciudad boliviana donde Francisco permanecerá más tiempo, el arzobispo Sergio Gualberti aludió a "la colecta de este domingo en todas las parroquias de Bolivia" y remarcó que "les animo a ser generosos".

Procedente de Ecuador, el papa Francisco estará en La Paz el 8 de julio, a 3.600 metros sobre el nivel del mar, y el mismo día se trasladará a los llanos en Santa Cruz (400 metros de altitud), 900 km al este de La Paz. El pontífice jesuita de 78 años partirá el 10 de julio a Paraguay, en el marco de una gira por tres naciones sudamericanas.