Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) aún no definió si existirá una auditoria al padrón electoral antes del referendo sobre la modificación parcial de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar a Evo Morales y Álvaro García Linera a una nueva reelección. 

"Estamos sosteniendo diferentes reuniones con la OEA para que pueda acompañar este proceso de certificación del padrón, pero esto es algo que no se da de forma inmediata, es un proceso que supone varios pasos", señaló la presidenta de esa instancia, Katia Uriona.

Conoce más: TSE hará auditoría al padrón luego de referendos

En agosto de este año, el vocal José Luis Exeni, señaló que una vez culminados el proceso de referendo autonómico en el país, se iba a agendar la realización de la "auditoría integral y externa", aspecto sobre el que ahora no existe certeza.

Uriona explicó que "estamos analizando y trabajando respecto a diferentes procedimientos que nos permitan volver a ratificar a la población la confianza en el padrón, como ya hemos indicado en el anterior proceso de referendo".

Lee también: Creen erróneo dudar del padrón electoral del país

Mientras que el vocal Antonio Costas dijo a EL DEBER que desconoce el tiempo que podrá demandar la auditoria al padrón electoral, debido a que eso es algo que define la organización que realizará el trabajo. No supo responder si eso sucederá antes del referendo sobre reelección. 

"Tampoco nosotros podemos tomar decisiones sobre quien va a realizar la auditoria, estamos proponiendo que haya instancias que puedan colaborar con ese trabajo", manifestó esta jornada la autoridad del Tribunal Electoral.

Puedes ver: OEA avisa que el padrón electoral podría ser hackeado

Costas aseguró que "el padrón actual tiene una gran concordancia con la información del Sistema de Identificación Personal, supera el 90 por ciento, por lo que lo que es el registro como tal. Estamos tranquilos", a tiempo de garantizar que la auditoria es decisión de Sala Plena.

Para el proceso autonómico el TSE depuró a 140.425 difuntos en las seis regiones donde existió votación y habilitó a 3.910.967 votantes, mientras que la última auditoria al padrón fue realizada en 2009 por la OEA y el Centro Latinoamericano de Desarrollo (CELADE), con datos desde 2005.