Escucha esta nota aquí

El magistrado suspendido del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Gualberto Cusi, se declaró en huelga de hambre y despidió a los abogados que lo defendían en el juicio de responsabilidades que afronta en la Cámara de Senadores. No se presentará a la reanudación del proceso. 
?
"En la coyuntura que estoy no puedo estar bien. Hoy instalaré una huelga de hambre, ¿qué voy a hacer? Seguramente los del Gobierno deben querer que muera, entonces, de una vez, hay que morir", dijo el tribuno en contacto con EL DEBER.

Además informó que despidió a sus abogados defensores, entre ellos Tomasa Yarhui y Eduardo León, quienes a su juicio no estaban haciendo bien las cosas. Sostuvo que solo pide justicia en el proceso que le siguen por la suspensión de la Ley del Notariado.

"Yo no sabía nada, que tenía que decirse o hacerse. No había el tema de coordinación y era como si no tuviera a nadie. Muchas cosas han salido mal. No vale la pena trabajar con esa clase de profesionales", agregó Cusi. 

El Tribunal de Sentencia determinó en la víspera rechazar los 77 testigos de los acusados y la mayoría de las pruebas entregadas por los acusados, aduciendo que se tomaron de forma ilegal.