Escucha esta nota aquí

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, aseguró que las barcazas chinas no serán rematadas y llegarán al país. Anteriormente se reportó una pérdida de 30 millones de dólares por 16 navíos y dos remolcadores que se mandó a construir. 

"Lo que le puedo garantizar es que no se van a rematar las barcazas y que van a llegar, no se puede negar que ya hay un daño (económico), pero vamos a tratar que el daño sea menor", manifestó la autoridad a su salida de Palacio de Gobierno.

Conoce más: Gobierno busca mitigar el daño por las barcazas

Una comitiva nacional viajó al continente asiático hace un par de meses para evaluar la situación jurídica de los equipos y buscar una solución alternativa para que no se pierda lo invertido. "Tenemos las bases con la empresa, aunque todavía no se firmó ningún contrato, pero estamos en la recta final", resaltó la autoridad. 

En septiembre el ministro informó que "hay una empresa socia de Bolivia hace 15 años, muy solvente y seria que tiene capitales nacionales y extranjeros (que) se han ofrecido a pagar lo que haya por el almacenaje y por (la) conclusión de los empujadores a condición de ser socios".

Lee también: Ferreira admite daños por las barcazas chinas

La Empresa Naviera de Bolivia (Enabol) encargó a dos empresas chinas en 2009 la construcción de las barcazas y los empujadores, pagó por su traslado y nunca llegaron a Bolivia. El hecho derivó en un proceso contra funcionarios por corrupción.