Escucha esta nota aquí

Estados Unidos y China, las mayores economías mundiales, se trenzaron en una pelea comercial tras imponerse aranceles recíprocos a las importaciones y la presentación de una demanda de Washington contra Pekín ante la OMC por derechos de patentes.  

El representante estadounidense de Comercio (USTR), Robert Lighthizer, indicó en un comunicado haber presentado una “demanda de consulta” contra China ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), respecto a “ciertas medidas chinas relativas a la protección de los derechos de propiedad intelectual”  al negar derechos básicos a los poseedores de patentes.

Como represalia, China impuso ayer aranceles a más de un centenar de productos estadounidenses.  

La OMC pidió “moderación y un diálogo urgente. Creemos que las medidas pueden perturbar el flujo comercial puede poner el peligro la economía mundial”, dijo en Ginebra el director general de la OMC, Roberto Azevedo.

Caen las bolsas

El temor a una guerra comercial sacudió a los mercados.  

Wall Street, que cayó 3% el jueves, abrió en alza pero cayó cuando el embajador de China en Washington, Cui Tiankai, sugirió que Pekín podría desprenderse de títulos de deuda estadounidense.

“Examinamos todas las opciones”, dijo Cui en Bloomberg Televisión cuando se le preguntó sobre los bonos.

China es el mayor acreedor de Estados Unidos. Al mes de enero contaba con 1,2 billones de dólares en bonos emitidos por Washington.
Las bolsas chinas cayeron ayer y los principales mercados europeos también.