Escucha esta nota aquí

El Museo Internacional del Espía de Chicago, se ha convertido en una sensación para los turistas que llegan curiosos de vivir experiencia inolvidables.

 

La pasó a este turista que llegó con el objetivo de ver tiburones en una pescera. Primero se acerca y toca el cristal; un tiburón pasa como si nada. Pero después viene lo que él no pensaba.

Mientras tocaba el vidrio, un tiburón se acerca y golpea el vidrio simulando que casi lo rompe. El turista mira asustado, aunque en realidad se trata de una pantalla 4K que simula que es real.