Escucha esta nota aquí

La fiscalía portuguesa confirmó este viernes que estudia una denuncia contra el Oporto por supuestamente haber amañado un partido que ganó contra el Estoril, una acusación rechazada por ambos clubes.

Según el rotativo A Bola, que refiere una denuncia anónima enviada a la justicia, responsables de ambos clubes se reunieron en un hotel de Lisboa para negociar el resultado de un partido disputado el 21 de febrero, en el que el Estoril perdió 3-1 contra los 'Dragones'. 

En los días siguientes, el Estoril ingresó unos 730.000 euros, añadió A Bola. 

Los dos clubes han rechazado categóricamente estas sospechas. 

"Es totalmente falso que haya habido ninguna negociación respecto a la segunda parte del partido frente al Estoril", afirmó el Oporto en un comunicado, mientras que el Estoril consideró "difamatorias" estas informaciones.

Francisco Marques, director de comunicación del Oporto, recurrió después a las redes sociales para explicar que se hicieron pagos a varios clubes, entre ellos, el Estoril, pero que tenían que ver con el reintegro de una deuda relacionada con el traspaso de dos jugadores, de los que el Estoril tenía una parte de los derechos.

"El pago de 784.000 euros (permitió) pagar una factura del 26 de octubre de 2017 relacionada con el traspaso de Carlos Eduardo al (club saudí) Al-Hilal y del jugador" al Oporto, explicó.

Contactado por la AFP, un portavoz del Fiscal General de la República confirmó haber recibido una "denuncia relacionada con la segunda parte del partido Estoril Praia-FC Porto" y que estaba siendo estudiada.

El Benfica, rival lisboeta del Oporto, tuvo que defenderse de acusaciones similares en diciembre pasado. Alegó entonces ser "objeto de una campaña desesperada" de sus rivales.