Escucha esta nota aquí

Cansados, llorosos y resignados, así, las familias de los desaparecidos del derrumbe en Puente Armas aceptaron la decisión del Gobierno, que ayer los puso contra las cuerdas cuando les dijo que no se podría habilitar la carretera mientras no se suspenda el rescate de los cuerpos. En una reunión con las familias y con los sectores sociales de Caranavi se decidió declarar la zona camposanto y empezar a despejar la carretera.

Ayer por la mañana, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, se reunió con las autoridades municipales y dirigentes de las diferentes organizaciones de la zona. “Se han suspendido los trabajos de búsqueda y de rescate. He tenido una reunión hoy (ayer) con el alcalde (de Caranavi), concejales, organizaciones sociales y las familias de las personas desaparecidas y se acordó suspender las operaciones de búsqueda y de rescate, y declarar el lugar un camposanto”, dijo el ministro, pero aclaró que si los familiares de los desaparecidos toman medidas para impedir que la maquinaria de la ABC trabaje en la habilitación de la carretera, no se los detendrá, tampoco se los gasificará.

En horas de la tarde, el alcalde de esa población, Daniel Paucara, informó de que tras una larga reunión las familias aceptaron la suspensión de la búsqueda.

Hoy se reiniciarán los trabajos de rehabilitación de la vía.

Los dirigentes lograron el compromiso del Gobierno de buscar río abajo los cuerpos sepultados por el derrumbe que puedan ser expulsados por la remoción de la tierra.

Los familiares de los desaparecidos sostuvieron una reunión con el viceministro de Gobierno, José Luis Quiroga, en la ciudad de La Paz. Betty Tola relató, en medio del llanto, que el viceministro se comprometió a seguir con la búsqueda de los cuerpos, pero solo en las orillas del río y no en la parte superior.

Se enteraron de que en la parte inferior había una cancha construida y que los vehículos pueden estar en ese lugar y sobre ellos toneladas de tierra que no puede ser removida.

Tola busca los restos de su hermana Mabel Tola y no acepta que el lugar sea declarado un camposanto.

Jorge Cruz Bustos llegó desde Santa Cruz para ayudar en la búsqueda de los cuerpos de sus dos sobrinas, dos niñas de 8 y 5 años. Explicó que su cuñado falleció el lunes en un hospital de El Alto y que su hermana está herida junto con otros dos sobrinos.

El hombre comentó que su padre viajó al lugar del derrumbe y que nunca se enteraron de la reunión que convocó el Gobierno.

Rosa Poma Mamani informó de que ellos tienen a cuatro familiares desaparecidos, Mario Poma Aliaga, de 43 años; Angélica Quispe Mamani, de 40 años; María Quispe Mamani, de 40 años; y Sonia Tinta, de 9 años.

Aunque no aceptan la declaratoria de camposanto, Poma dijo que están resignados porque no saben qué más hacer, ya que todas las puertas se cerraron.

Juana Ilaquita contó que tiene desaparecido a su hermano, Kevin Adrián Ilaquita, un joven estudiante de la UPEA en Caranavi que había salido a La Paz a pagar su matrícula y que estaba retornando a esa población para integrarse a sus clases desde el lunes. El papá del muchacho está en el lugar del accidente e ingresa con otros familiares a seguir buscando cuando la maquinaria de la ABC deja de trabajar.

Uno de los familiares relató que las autoridades les pidieron conseguir un sacerdote para celebrar una misa en el lugar.

Ya hay agua potable

El director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS), Víctor Rico, informó ayer de que se rehabilitó el servicio de agua potable en el municipio de Caranavi tras un corte parcial de dos días por inundaciones. “Se ha rehabilitado la prestación de servicio, inclusive hoy (ayer) se están rehabilitando los filtros de la planta potabilizadora de Caranavi”, indicó, al señalar que las riadas afectaron las fuentes de captación de agua, también tuberías y filtros de la planta potabilizadora.

El Gobierno puso a disposición de los afectados 14 cisternas, 30 motobombas, siete tanques de 3.500 litros, seis tanques de 2.300 litros, 938 kits de filtros de vela, 3.000 bidones de 10 litros personales para el uso de campamentos y albergues, y más de un millón de pastillas potabilizadoras.

Vuelos solidarios

Los vuelos solidarios que habilitó el Gobierno para pasajeros varados por los desastres naturales trasladaron por el momento a 1.500 personas desde Rurrenabaque, San Borja, en la parte de Palos Blancos como Alto Beni, informó el ministro de Defensa.

El avión Hércules C-130 realiza vuelos de ida y vuelta a las regiones de Rurrenabaque, Santa Ana de Huachi, San Borja e Ixiamas. Para hoy están previstos ocho más: a las 7:00 la ruta La Paz-Ixiamas; 9:00 Ixiamas-La Paz; 11:00 La Paz-San Borja y 12:15 San Borja-La Paz. También La Paz-Santa Ana de Huachi, a las 13:30; Santa Ana de Huachi-La Paz, a las 14:30; La Paz-Rurrenabaque, a las 15:00; y Rurrenabaque-La Paz, a las 16:30.

LA ABC DESTINA MAYOR PRESUPUESTO PARA EL ARREGLO DE LAS CARRETERAS DESTRUIDAS POR LAS PRECIPITACIONES

Las intensas lluvias, los rebalses y deslizamientos dejaron intransitables cuatro vías camineras, dos del Beni, los tramos Guayaramerín -La Moroña, sector Puerto Siles, y el de San Borja-San Ignacio, sector puente Maniqui; y dos de La Paz, los tramos Induavi- Puente Villa y el de Santa Bárbara -Caranavi sobre las cuales ya está trabajando la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

El mayor desplazamiento de maquinaria de la ABC se está dando en el tramo Santa Bárbara-Caranavi, en el sector Puente Armas, donde hubo el deslizamiento que se cobró vidas. En la zona operan 15 máquinas pesadas, entre volquetas, excavadoras y personal técnico especializado en geología.

Estos desastres provocaron que el Plan Lluvias, que contemplaba un presupuesto de Bs 50 millones para atender las emergencias durante la temporada lluviosa, reciba un incremento de Bs 150 millones más. Este presupuesto permitirá a la ABC cubrir los tramos dañados por los desastres naturales, además de rehabilitar y mantener en buen estado las rutas del país durante todo el año. /Patricia Ribera

LAS INUNDACIONES CAUSAN MÁS DE 4.000 FAMILIAS DAMNIFICADAS EN EL BENI

El director departamental del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), Cristhian Cámara, informó de que más de 4.000 familias fueron damnificadas por el desborde de ríos y lluvias en el departamento de Beni. “La provincia Ballivián es una de las más damnificadas, son más de 4.000 familias en todo el Beni debido a la crecida de los ríos, desbordes en algunos sectores”, informó.

El titular del COE detalló que en el municipio de San Borja al menos 3.500 familias fueron afectadas, 300 en Reyes, 100 en Rurrenabaque y 400 en Loreto.

Cámara resaltó el apoyo del Gobierno mediante el Ministerio de Defensa, que entregó vituallas y habilitó vuelos solidarios para los damnificados en San Borja y en Rurrenabaque.

De los 19 municipios del Beni, se declararon en emergencia Loreto, San Borja, Rurrenabaque, Reyes y Santa Rosa.

Por su parte, el Servicio Departamental de Salud de la Gobernación desplazó brigadas médicas móviles a los municipios afectados por la inundación.