Los jubilados del país reiteraron su pedido de ser incluidos en el pago del  segundo aguinaldo, solicitud que fracasó en las gestiones anteriores y que ahora quieren tratar de forma directa con el presidente Evo Morales, informó el secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Jubilados Rentistas de Bolivia, Gróver Alejandro.

"Hacemos este pedido público para tratar el doble aguinaldo y los problemas económico, político y sociales del país", dijo Alejandro, en declaraciones recogidas por ABI.

El dirigente informó que a pesar que ya enviaron la solicitud respectiva  no tuvieron "ni una sola respuesta" sobre un posible encuentro con el primer mandatario del país.

Magisterio se pronuncia

La profesora Elfy Aguliera, ejecutiva de la Federación Departamental de Maestros Jubilados de Santa Cruz, aseguró a EL DEBER que de ser negativa la respuesta del Gobierno tendrán que movilizarse para ser escuchados.

"No puede seguir la discriminación, lo único que sube para nosotros es el alza de los precios", dijo Aguilera.

El magisterio jubilado cruceño se reunió entre lunes y miércoles en un Congreso en el que se encomendó a la Confederación Nacional negociar este pedido de manera directa con el presidente Evo Morales.

Dos años de respuesta negativa

Durante el 2013 y 2014 los jubilados marcharon e hicieron protestas para exigir el pago del doble aguinaldo, en ambos casos sin éxito. 

El año pasado, durante las movilizaciones del sector, que incluso marchó sobre la carretera Oruro- La Paz, el Ministerio de Economía y Finanzas informó que incluir a los jubilados en el pago del doble aguinaldo tendría un costo para el Estado de 1.200 millones de bolivianos, por lo que el pedido era imposible de cumplir.

El decreto que regula el pago solo incluye a trabajadores activos, por lo que se necesitaría una normativa que agregue a los jubilados a la cancelación del beneficio.