Escucha esta nota aquí

El vicepresidente Álvaro García Linera negó que el Gobierno ordene la salida de periodistas en algunos medios de comunicación que critican el accionar del presidente Evo Morales. Garantizó la vigencia de la libertad de prensa en el país. 

"No usamos métodos de coerción, métodos clandestinos. Para nada, decimos las cosas de frente. Colocamos con nombre y apellido a los medios con los que tenemos diferencias políticas", señaló en contacto con periodistas en La Paz.

Aseguró que "los medios de comunicación (en Bolivia) pueden decirnos lo que quieran, muchas veces han mentido y nosotros hemos salido a confrontar con nuestra propia verdad para exigir que aclaren lo que han dicho". 

Conoce más: Expresan preocupación por salida de periodistas

En las últimas semanas los periodistas Amalia Pando y John Arandia anunciaron su alejamiento de medios de comunicación, la primera de radio Erbol y el segundo de Cadena A. Ambos sostuvieron que fue por presión del Gobierno. 

"Quiero decirles a ustedes y ustedes son testigos. El Gobierno puede tener sus diferencias, con tal o tal periodista y se las decimos de frente, con documentos en la mano. Hablamos de manera transparente", agregó García Linera. 

También puedes leer: Amalia Pando "entrega su cabeza al Gobierno"

La autoridad señaló que "como nunca antes" los actuales gobernantes pluralizaron la publicidad estatal en los medios de comunicación del país, solo excluyendo a aquellos que hacen política poniéndose al servicio de la oposición. 

"Contratamos más de 400 medios con publicidad y no ha habido Gobierno que haya pluralizado más eso. Nos van a decir por qué no se da a este medio y vamos a decir que hay medios que mienten, que hacen política. Nosotros no vamos a dar plata a medios que son partidos políticos y mienten", aseveró García Linera. 

Concluyó afirmando "que hoy renuncie una persona u otra persona no es problema del Gobierno, es problema del medio de comunicación. Nosotros nunca hemos pedido que se saque a alguien o que se meta a alguien".