Escucha esta nota aquí

Las denuncias de acoso sexual en el glamuroso mundo de Hollywood  acaparó tapas de varios diarios  y portales a escala global. El escándalo cobró relevancia y puso en debate un problema que hasta el momento era invisible. 

Muchos productores que fueron señalados salieron a pedir disculpa. Pero el “lo siento” de estos, no fue auténtico, afirma una columna del conocido medio Financial Times. 

“El denominador común de todas estas disculpas es el narcisismo. El hecho de que estos hombres siempre hayan sido tan arrogantes que pensaron que podían comportarse como quisieran siempre fue el problema”.  

“Estas disculpas son “mea culpas” egoístas: todo tiene que ver con el agresor no con sus víctimas”, afirma el artículo de este reconocido medio, firmado por la periodista Emma Jacobs.

Luego Jacobs añadió que este año demostró que no hay una forma perfecta de disculparse por las peticiones inapropiadas. Pero hay muchas formas de hacerlo mal.

El  acoso sexual es también una problemática en Bolivia, recientemente EL DEBER  publicó una investigación sobre este fenómeno en la Universidad Pública de Santa Cruz. 

La investigación contó con testimonios de las víctimas, pero a diferencia los actores que denunciaron a sus acosadores y consiguieron incluso disculpas públicas, las  víctimas locales no consiguen un “lo siento”, y si lo hicieran este no sería honesto.

La socióloga Gladys Echenique, afirmó que conoce a varias mujeres que han sido acosadas por empresarios conocidos.  Muchos recurren al adulo y la oferta de beneficios a cambio de favores sexuales, explica.

“Esto es un problema sicológico, lo primero es afrontarlo y asumir que esto es una enfermedad quizás muchos quieran cambiar por cuenta propia pero necesitan del apoyo de especialistas”, manifestó la especialista. 

La sociedad machista en la que vivimos es otro de los factores para que varias de estas personas  asuman estas prácticas como normales y sientan culpa, complementó Echinique.

Problema estructural
Para el sicólogo Christian André Díaz, es difícil que una persona que haya cometido acoso sexual se disculpe por sus actos.  Para el experto, los acosadores presentan una distorsión cognitiva de la realidad.

“Piensan que lo que hicieron o no es malo, o no es muy grave, porque es relativamente normal”, afirmó el especialista. Agregó que por su forma de ver las cosas estas personas están convencidas de que (el acoso) es algo normal y permitido. 

“Es complicado para una persona pedir perdón por sus actos”. Sostuvo que el primer paso para la recuperación de una persona que cometió acoso o un delito de sexual es admitir su culpa.

El segundo paso viene de la mano de la educación, para André  debe haber un cambio de paradigma en este ámbito en el país, inmensamente machista.

“Desde pequeños siempre nos han dado algunas pautas como válidas, como por ejemplo que el hombre es más que la mujer”, apuntó el sicólogo.

Lucha en universidades
El Observatorio Universitario de Igualdad de Género, que reúne a 14 universidades de Santa Cruz, entre ellas la Gabriel René Moreno y la Católica de Bolivia, logró que los rectores firmen un acuerdo para elaborar reglamentos que prohíban expresamente el acoso sexual.
Caso BTV
Una periodista del canal estatal BTV, denunció acoso sexual. El hecho cobró relevancia pero la víctima fue acusada por incumplimiento de deberes.