El Gobierno de Francia y organismos internacionales como las Naciones Unidas, la Fundación Mundial para la Naturaleza (WWF), Greenpeace y la Organización para la Alimentación y la Agricultura manifestaron su apoyo al llamado del papa a cuidar el planeta y adoptar un hábitos de vida alejados del consumismo. 

ONU agradece la llamada a la acción 

El director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, agradeció hoy la llamada a la acción contra el cambio climático lanzada por el papa Francisco en su encíclica sobre protección del medioambiente.

"El Pnuma agradece la inequívoca llamada a la acción del papa Francisco para hacer frente a la degradación del medioambiente y el cambio climático", afirmó en un comunicado.

En su encíclica "Laudato si" ("Alabado seas") publicada hoy, el papa denunció la debilidad de la reacción política internacional y los intereses económicos a la hora de afrontar la defensa del medioambiente, y pidió una "valiente revolución cultural" para salvar el ecosistema.

"Esta encíclica es una llamada que resuena no sólo en los católicos, sino en todos los pueblos de la Tierra. La ciencia y la religión están alineados en esta materia: Ahora es el momento de actuar", añadió Steiner.

Llamada a la acción

La Fundación Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) señaló hoy que la encíclica del papa Francisco sobre la protección del medioambiente supone una "llamada a la acción" para "todos, en todas partes", mientras Greenpeace calificó de "valiosa" la "intervención" de Bergoglio.

"Estoy muy animado de que el papa haya trazado la intrínseca relación entre los humanos y la naturaleza y que no se puede dividir la justicia económica, social y ecológica", señaló hoy el director de la organización ecologista en el Reino Unido, David Nussbaum.

"Para que la gente y la naturaleza puedan prosperar, para promover el bien común, debemos cuidad de nuestro hogar común", añadió Nussbaum sobre la necesidad de preservar el medio ambiente.

El Pontífice urgió hoy a sustituir el uso de combustibles fósiles y desarrollar en su lugar las fuentes de energía renovable con el fin de reducir las emisiones de gases contaminantes.

El director ejecutivo de la organización ecologista Greenpeace Internacional, Jumi Naidoo, expresó hoy su satisfacción por la publicación del documento y dijo que se trata de una "valiosa intervención del papa Francisco en la lucha común de la humanidad para prevenir la catástrofe del cambio climático".

"Todos, ya sean religiosos o seculares, pueden y deben responder a esta llamada para una enérgica acción urgente", añadió Naidoo.

"Sobre todo, el papa Francisco nos recuerda a todos, desde individuos a líderes mundiales, el imperativo moral de atender la injusticia social y el clima", agregó.


París saluda el compromiso del Papa


El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, saludó hoy la primera encíclica del papa Francisco sobre medio ambiente, en la que el pontífice solicitó una "revolución cultural" y un cambio de hábitos para salvar el planeta.

"En este año decisivo en la lucha contra el cambio climático, ese gesto sin precedentes contribuirá a reforzar la movilización de la comunidad cristiana y más ampliamente del conjunto de ciudadanos que son sensibles a los mensajes del Papa", indicó en una declaración difundida por su ministerio.

Para Fabius, el estatuto de esa encíclica, el documento de mayor valor dirigido por un pontífice a los obispos y fieles católicos de todo el mundo, refleja la importancia acordada por Francisco a la protección del medio ambiente.

En su opinión, supone además una "contribución importante" para el éxito de la cumbre mundial de Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP21), que se celebrará en París entre los próximos 30 de noviembre y 11 de diciembre.

Un hito en la lucha contra el cambio climático

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) consideró hoy un "hito" la encíclica del papa Francisco y pidió un cambio global para hacer frente a los efectos del cambio climático.

El director de la división de Clima de la FAO, Martin Frick, dijo en declaraciones a Efe que el documento recién publicado es "realmente un hito porque nunca un papa habló tan directamente sobre el medio ambiente", a pesar de que los dos anteriores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, ya se habían "expresado a favor del medio ambiente".

Frick destacó que el actual pontífice "tiene una gran credibilidad moral" y coincidió con él en que es necesario un "cambio global" para evitar la destrucción del planeta.

"Necesitamos un cambio que es tan profundo que a veces pienso que lo que falta no es tanto la tecnología, que la tenemos, sino la simple imaginación de la gente", afirmó el responsable de la FAO.

En su opinión, se han perdido casi veinte años debatiendo la ciencia del cambio climático "por el interés de muy pocas personas" y ahora las negociaciones para llegar a un acuerdo en la cumbre del clima de París a final de año "son las más complejas y difíciles en la historia de la humanidad".

En su encíclica "Laudato si" ("Alabado seas"), el papa denunció la debilidad de la reacción política internacional y los intereses económicos a la hora de afrontar la defensa del medioambiente, y pidió una "valiente revolución cultural" para salvar el ecosistema.

Tags