Escucha esta nota aquí

Las autoridades de Turquía aprobaron el proyecto de construcción de un muro en la frontera que divide a su país de Siria. El proyecto de 150 kilómetros tendrá un costo de más de 80 millones de dólares

Entre otras medidas de seguridad, se prevé excavar más zanjas, reforzar la frontera con cercas de alambre e instalar focos y rutas de patrullaje.

Turquía, aliado de la OTAN, ha expresado su preocupación por la cercanía con Siria, que es uno de los países donde el Estado Islámico tiene mayor presencia y desde donde pretende crear un califato.

El objetivo es protegerse de posibles ataques perpetrados desde el territorio vecino, luego del atentado que dejó más de 30 muertos en la ciudad de Suruç el lunes 20 de julio.

Drones

Las Fuerzas Armadas también desplegaron aviones no tripulados en las zonas limítrofes con Siria, informaron miembros del Ejército.

Por otra parte, la mayoría de los militares que custodian otras zonas fronterizas (con los países de Irak, Irán, Armenia, Georgia, Grecia y Bulgaria) fueron movilizados para vigilar la frontera con Siria, que según las autoridades es la que más riesgos presenta.