Escucha esta nota aquí

Las autoridades de Pekín han limitado a 1,91 millones el número de bicicletas de alquiler que pueden circular por las calles de la capital china para hacer frente a la saturación y los inconvenientes que generan, informaron hoy medios locales.

Las autoridades también han elaborado una serie de directrices para regular esta creciente industria, incluyendo su tecnología y la gestión del servicio, según la agencia estatal Xinhua.

De acuerdo a la nueva regulación, las empresas que operan este tipo de servicios deben informar a las autoridades del número de bicicletas en circulación y su localización, y deben encargarse de reciclar y devolver a los depósitos aquellas que ya no funcionen.

El objetivo de la campaña es controlar el gran número de bicicletas que transitan la capital, que actualmente sobre para los dos millones, y controlar el caos que generan.

En la mayoría de los casos, las bicis se encuentran estacionadas en cualquier lugar de la ciudad y no en los puntos diseñados previamente para ello, lo que provoca que los peatones y otros vehículos encuentren dificultades para transitar por aceras o calles.

Este servicio ofrece bicicletas baratas que se pueden alquilar fácilmente a través de una aplicación móvil, lo que ha ayudado a que el sector crezca de manera muy rápida en muy poco tiempo.