Escucha esta nota aquí

La Fiscalía General de México sostuvo este martes que ya tiene "certeza legal" de que los 43 estudiantes que desaparecieron en septiembre en Guerrero (sur) fueron asesinados por sicarios del narcotráfico.

La investigación, corroborada por la confesión de un último sicario detenido "clave", "nos da la certeza legal de que los normalistas (estudiantes) fueron muertos en las circunstancias descritas", dijo en una conferencia de prensa el fiscal general, Jesús Murillo Karam.

Las declaraciones del casi centenar de detenidos, los elementos materiales y dictámenes periciales "nos permitieron realizar un análisis lógico causal y llegar, sin lugar a dudas, a concluir que los estudiantes fueron privados de la libertad, privados de la vida, incinerados y arrojados al río San Juan, en ese orden. Es la verdad histórica", afirmó Murillo Karam.

Eran desaparecidos


Hasta ahora, la Fiscalía consideraba como desaparecidos a los jóvenes, que el 26 de septiembre fueron víctimas de un brutal ataque a tiros de policías corruptos de la ciudad de Iguala (Guerrero) y luego entregados a sicarios del cártel Guerreros Unidos.

Los padres de las víctimas, que el lunes lideraron una marcha con miles de personas en Ciudad de México, se negaban a creer la reconstrucción de la Fiscalía de la fatídica noche, pero aún no se habían expresado sobre las declaraciones de este martes.

Por el momento los expertos forenses sólo han identificado los restos mortales de uno de los estudiantes y los familiares conservan las esperanzas de que los otros 42 sigan con vida.

La  Procuraduría General de la República (PGR) presentó además un video (que se puede apreciar encabezando esta nota) en la que se muestra las características del basurero de Colula donde presuntamente se incinerados los estudiantes.

Peña Nieto dice "no quedar atrapados" en el caso de los 43

Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, llamó hoy a sociedad a no quedar atrapada en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos hace cuatro meses en el sureño estado de Guerrero, en el que su Gobierno ha desplegado "un esfuerzo sin precedentes".

"Estoy convencido de que este instante, este momento en la historia de México de pena, tragedia y de dolor no puede dejarnos atrapados, no podemos quedarnos ahí", afirmó Peña Nieto durante un acto público realizado en la capital mexicana.

Así como debe haber castigo para los responsables de estos hechos
lamentables, el país debe seguir caminando "para asegurar que México
tenga un mejor porvenir, avanzar con mayor optimismo y confianza
entre nosotros mismos", consideró.

Peña Nieto dijo que su Gobierno no es ajeno al dolor y tristeza que embargan al país por la desaparición de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa el 26 de septiembre pasado en Iguala y dijo que "ha desplegado un esfuerzo sin precedentes de búsqueda y de investigación".
?