Escucha esta nota aquí

Una promesa es una promesa, al menos eso lo tiene claro el multmillonario Nick Woodman, fundador de GoPro, compañía que fabrica y vende cámaras personales de alta definición, que acaba de pagar la suma de 229 millones de dólares a su compañero de la Universidad, Neil Dana, por un compromiso verbal sellado hace diez años.

En 2005, Woodman, de 39 años, se comprometió con Dana a pagarle el 10% de cualquier ingreso recibido por la venta de acciones de la compañía, que para ese entonces se encontraba en fase de desarrollo, según señala el diario ABC de España.

GoPro le otorgó al afortunado seis millones de opciones de acciones y 270.000 unidades accionarias restringidas que se hicieron efectivas por una cantidad de 229 millones de dólares, una verdadera fortuna.

Dana acompaña a Woodman desde el inicio de la creación de la empresa, fue su primer funcionario y hoy sigue trabajando en ella como director de ventas especiales.

Woodman tiene una fortuna valuada en 2,3 millardos de dólares, su compañía salió a la bolsa en 2014.