Escucha esta nota aquí

La Policía brasileña incautó dos tanques de guerra durante un operativo realizado la noche del lunes para recuperar piezas robadas en Sao Paulo. 

La Policía Militarizada investigaba un supuesto desguace ilegal de coches en una nave situada la zona sur de la capital paulista, donde fueron localizados los dos tanques.

También se hallaron alrededor de 500 televisiones sustraídas y un camión remolcador que también había sido robado.

Los vehículos de guerra no contaban con el sistema de armamento y uno de ellos se encontraba parcialmente desmontado, precisó la Policía, que descartó inicialmente que los tanques pertenecieran al Ejército brasileño y se investigará el origen.

El responsable de la nave fue detenido y uno de los hijos del propietario afirmó a la Policía que los tanques habían sido comprados durante una subasta, de acuerdo con medios locales.