Escucha esta nota aquí

El comandante general de Policía, Faustino Mendoza, posesionó ayer al nuevo Estado Mayor Policial.

Agustín Moreno asumió el cargo de subcomandante y Jefe de Estado Mayor Policial; Juan Lizeca, el de inspector general; Santiago Delgadillo será el presidente del Tribunal Disciplinario Superior; Ronald Sánchez, director nacional de Personal; y Juan Quiroz, director nacional de Planeamiento y Operaciones.

“Desde este máximo nivel de acumulación de experiencia, de méritos y de capacidades asumen la enorme responsabilidad de dirigir una institución fundamental del Estado Plurinacional de Bolivia, institución pilar del Estado, porque es la que resguarda y salvaguarda el cohesionamiento de su estructura social”, subrayó el ministro de Gobierno, Carlos Romero, que participó del acto en La Paz.

El subcomandante policial dijo que entre los desafíos institucionales está la búsqueda de un mejor seguro de salud para los uniformados, lo mismo que la aplicación de un programa de vivienda para los policías, la implementación de mejoras en el tema de educación y lograr mejoras salariales para todos los miembros de la institución que visten el verde olivo.

Respecto a los relevos en las comandancias departamentales, nadie hizo referencia a los nombres que se analizan, solo se informó, de forma extraoficial, que la orden de destinos saldría la primera semana del siguiente año.

Rubén Suárez, jefe departamental de la Policía, dijo que las designaciones eran más de lo mismo. “Los cambios de comandantes departamentales se vendrán en los próximos días y yo me iré a mi casa”, añadió.