Escucha esta nota aquí

Ante el despliegue diplomático que anunció el gobierno de Chile con respecto a la demanda boliviana, el ministro de Defensa de Bolivia, Reymi Ferreira, afirmó que se trata de "una copia" y un intento por "neutralizar" la ofensiva diplomática del país.

El titular de Defensa respondió así al canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien dijo que su gobierno "reforzará su presencia internacional", tendrá una embajada residente en Guyana y también embajadores en Irán y Etiopía.

Asimismo, el agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia, José Miguel Insulza, iniciará una gira por Estados Unidos e Inglaterra para difundir su postura respecto a la demanda y tiene una reunión el 26 de enero, en París, con su equipo de abogados para presentar por escrito, hasta julio próximo, su respuesta a la memoria de Bolivia.

"Yo creo que es una copia a lo que hizo Bolivia, el país con buen tino lanzó una ofensiva diplomática para que se conozcan nuestros argumentos, que intentaron ser desfigurados por la propaganda de Chile", sostuvo Ferreira.

Lee más: Agente chileno alista una extensa gira internacional

Según el ministro, la estrategia boliviana tuvo buenos resultados no solo en el plano jurídico, por la solidez de los argumentos, sino por la opinión favorable que se ha creado en la comunidad internacional respecto a la demanda interpuesta en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"Creo que quieren neutralizar la acción boliviana. Quieren mostrar otra versión de los hechos, pero ahí está la historia, los documentos sobre la usurpación ilegítima e injusta", declaró Ferreira en relación a la invasión de Chile en territorio boliviano.