Escucha esta nota aquí

El conductor no entregó los documentos al Policía que se los pidió, y el Ferrari cuyo valor del mercado es de 200.000 dólares es destruido en pocos minutos! Así de simple y sencillo. Hace aproximadamente un año, el coche de lujo fue confiscado al propietario Zahid Khan, mientras circulaba en la ciudad de Birmingham, sin seguro y sin un documento de propiedad del vehículo. Khan habría presentado los documentos a las autoridades un tiempo después, pero el automóvil ya había sido demolido. Para demostrar la destrucción, la policía de West Midlands envió la película a Khan, quien luego la compartió en su página de Facebook.

Mira el vídeo