Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, aseguró ayer en Santa Cruz que sus antecesores en el cargo, Alfredo Rada y Sacha Llorenti, no tienen ninguna relación con el caso en el que está involucrado el excomandante de la Policía, el general en servicio pasivo Óscar Nina.
El ex jefe policial fue enviado a Palmasola junto con su hijo, el teniente Óscar Nina Morales, y el capitán Xavier Millán Salazar, sindicados por el delito de enriquecimiento ilícito con dinero del narcotráfico.

“El que (Nina) los cite no quiere decir que existe una relación política. Para el Ministerio de Gobierno está clarísimo que no hay ninguna relación entre las actividades ilícitas del exgeneral Nina con las autoridades de Gobierno”, dijo Moldiz a los periodistas luego de participar del inicio de un nuevo plan de seguridad ciudadana en Santa Cruz junto con el presidente Evo Morales.

Las responsabilidades
De acuerdo con la declaración informativa de Nina, que cursa en el cuaderno de investigación de la Fiscalía, él dice haber informado sobre todos sus actos a los ministros que estaban de turno en ese momento.
A decir de Moldiz, se está haciendo una mala interpretación de estos aspectos, ya que los ministros tenían responsabilidad política sobre Nina y no así responsabilidad operativa.

Se espera que en las siguientes semanas Rada y Llorenti sean convocados por la Fiscalía para prestar una declaración informativa en el caso