Escucha esta nota aquí

El Tribunal Electoral de Paraná advirtió a la producción del espectáculo del cantante inglés Roger Waters, que hoy tendrá su actuación en la ciudad de Curitiba, acerca de las  restricciones de realizar manifestaciones político-electorales que son prohibidas en víspera de las elecciones. En caso de que Waters en show incumpliera la norma podría ir preso.

 

El  ex integrante de Pink Floyd usó los escenarios de su gira por Brasil para manifestarse contra la candidatura del presidenciable de la extrema derecha brasileña, Jair Bolsonaro (PSL). Entre las manifestaciones, Waters exhibió el mensaje "#No" en la pantalla de su presentación en San Pablo.

 

En otras presentaciones, el músico llamó a Bolsonaro de fascista, pidió justicia por el asesinato de Marielle Franco, lloró por la muerte del maestro de capoeira Moa del Katendê y comparó al candidato del PSL  con otros líderes que considera 'neofacistas' del mundo.

 

La Justicia Electoral de Paraná decidió enviar una advertencia a su productora de que Waters sólo podrá manifestarse políticamente en los primeros minutos de su show, que comienza a las 21.30, pero a partir de las 22:00  rige la norma electoral  que prohíbe manifestaciones políticas antes de las votaciones.

 

Prohíben su visita a Lula

 

La justicia brasileña también negó días atrás un pedido realizado por Waters, para visitar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en prisión.

La magistrada Carolina Lebbos, de la decimosegunda sala del tribunal federal de Curitiba, no autorizó la visita del músico durante el fin de semana a la prisión donde Lula cumple una pena a 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero.

La jueza alegó que la "visita a un ambiente de carcelario, por la naturaleza que es inherente, no se hace de forma improvisada, tampoco se somete exclusivamente a la comodidad" del preso o del visitante.

Lula puede recibir visitas de allegados los jueves, por lo que la jueza no aceptó abrir una excepción para Roger Waters.