Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

"El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones", dice el conocido refrán y parece que a Coca Cola le tocó vivirlo en carne propia. Una publicidad que pretendía fomentar la inclusión y acabar con los prejuicios terminó por causar indignación y tuvo que ser retirado.

En la publicidad (que puede ver en la parte superior de la nota) se muestra a un grupo de jóvenes bien parecidos, y con apariencia de situación acomodada, llegando a la comunidad indígena mixe de Totontepec, Villa de Morelos en Oaxaca, México con el propósito de "llevar la navidad" hasta este lugar. 

Lo que hacen los jóvenes es armar un arbol navideño con tablas de madera y adornarlo con botellas de Coca Cola, animando a los comunarios a sumarse a la actividad y encendido de la iluminación. Todo mientras voluntarios e indígenas consumen varias gaseosas.

En el árbol se lee finalmente: "Tú también rompe con un prejuicio y compártelo usando #AbreTuCorazón", pide el anuncio.

La polémica

La publicidad no gustó nada a las asociaciones que representan y defienden a los indígenas. 

"Yo considero que este tipo de publicidad fomenta un acto de discriminación y racismo y además fomenta la ruptura del tejido social pretendiendo imponer una cultura de consumo y ajena a las comunidades", dijo Elvira Pablo, indígena mixe y miembro de la ONG Asesoría Integral y Litigios Estratégicos a Pueblos Originarios (Aser Litigio).

La Alianza por la Salud Alimentaria de México, pidió formalmente al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) que el anuncio se retire a considerar que la publicidad ataca la dignidad de los indígenas y contribuye al deterioro de su salud.

Finalmente, y sin ninguna explicación alguna, Coca Cola terminó por sacar el video de su canal de YouTube, ya demasiado tarde cuándo ya era retransmitido por otros canales de esta plataforma.

Puede interesarte:

,

n