Un médico forense que desempeñaba funciones en el municipio de Yapacaní, del departamento de Santa Cruz, fue aprehendido por conducir en estado de ebriedad e imputado por la comisión del delito de conducción peligrosa.

Los datos señalan que esta mañana, el fiscal Carlos Montaño, de la Villa Primero de Mayo, en la capital cruceña, le tomó su declaración informativa y procedió con la imputación formal por poner en riesgo la vida de peatones y otros conductores.

Conoce más: Chofer de grúa no estaba ebrio, se desmayó

“El imputado solicitó someterse a procedimiento abreviado, por lo que fue sentenciado a una pena de dos años de reclusión”, explicó el investigador, por lo que el funcionario deberá cumplir su pena en un recinto penitenciario.

Mientras, el Fiscal Departamental de esa región del país, Gomer Padilla Jaro, dijo que el profesional percibía sueldo de Gobierno local y no así del Ministerio Público, razón por la que deslindó responsabilidades por su accionar.

“Esta persona cumplía funciones como forense por convenio suscrito entre el Gobierno Municipal y el Ministerio Publico. No es funcionario fiscal miembro del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF)”, aseveró la autoridad según  un comunicado oficial.

Conoce más: Inseguridad vial suma otra víctima en semana trágica

El Fiscal Departamental ratificó que tiene contrato con el Municipio de Yapacaní y el Municipio de San Juan de Yapacaní. "Fue aprehendido a las 22:00 del miércoles en la Avenida 16 de Julio, estaba conduciendo un vehículo particular en estado de ebriedad”, finalizó la autoridad.