Escucha esta nota aquí

Pobladores de Potosí intervinieron pacíficamente este viernes la filial local de la minera Manquiri, subsidiaria de la francesa Coeur d"Alene Mines Corporation, para presionar al Gobierno a que atienda sus diversas demandas, informaron organizadores de la protesta, que este viernes cumple su quinto día.

"Manquiri no va a funcionar hasta que escuchen nuestras demandas. Esta noche (de viernes) vamos a entrar en reunión y vamos a analizar otras medidas", declaró el dirigente regional Emilio Elías, a la red católica de radios Erbol.

La versión de la ocupación pacífica fue confirmada por el gerente de Operaciones de Manquiri, Manuel Farfán, según un reporte del corresponsal de la radio Panamericana en el lugar.

La planta de Manquiri es parte del proyecto minero San Bartolomé, que produce lingotes de plata a partir de los desechos mineros del Cerro Rico de Potosí.

Los pobladores de la región potosina exigen al Gobierno de Morales el cumplimiento de varios compromisos como la instalación de una fábrica de cemento y otra de vidrio, la construcción de hospitales, un aeropuerto, y la preservación del Cerro Rico, donde se explota plata desde el siglo XVI.

Este comité evalúa asumir las mismas medidas contra otras dos empresas grandes, San Cristóbal y Sinchi Huayra, donde los dirigentes cívicos tienen dificultad para llegar a ambas empresas.

En la capital, los potosinos lograron paralizar todas las labores, no existe el servicio de transporte público, aunque el transporte interdepartamental no fue paralizado, como las flotas que llegan del sur y pasan hacia el norte a Oruro y La Paz.

Con esa medida, los dirigentes esperan que los turistas que llegaron en este tiempo abandonen la región porque, de no ser escuchados, radicalizarán la protesta, anuncian, y cerrarán el paso a todos los vehículos. La Casa de la Moneda, el salar de Uyuni, la laguna colorada y la laguna verde, son los principales atractivos que tienen los potosinos.

Protestas en La Paz

Otro grupo de activistas de la región realizó una violenta manifestación en La Paz, donde chocó con la Policía antimotines, con un saldo de tres uniformados levemente heridos, denunció Gonzalo Lazcano, viceministro de Seguridad Ciudadana, en conferencia de prensa.

Los manifestantes potosinos en La Paz exigían una reunión urgente con el presidente Evo Morales para encontrar soluciones a las demandas.

El gobernador de Potosí, Juan Carlos Sejas, anunció en tanto que hará gestiones, que no especificó, para evitar mayores conflictos.

El comité de movilización decidió, ayer jueves, la paralización de las grandes empresas mineras. Este comité no tiene un líder y la integran siete organizaciones sociales potosinas.