Escucha esta nota aquí

En una Navidad que se recibió con tensión social por el conflicto con los médicos, el presidente Evo Morales envió un mensaje en el que insistió en la necesidad de vivir en armonía y advirtió que una forma de proyectar el futuro es evaluar el pasado sin resentimientos. La oposición advierte que su mensaje no sigue la línea de lo que en realidad hace y ambos bandos se acusan de hipócritas

En su mensaje navideño, el mandatario señaló: "Debemos insistir en la necesidad de lograr la armonía entre los pueblos del mundo. Debemos buscar y consolidar un sentimiento universal contra las injusticias que coexisten en nuestro tiempo. También es momento para evaluar el pasado sin resentimiento, para analizar el presente y proyectarnos al futuro. Hermanas y hermanos, deseo muchas felicidades a todas nuestras familias y que el compromiso con la solidaridad y hermandad nos acompañen en el nuevo año".

Al respecto, el diputado opositor por el frente Demócratas, Wilson Santamaría lamentó que "la hipocresía sea la reina en este Gobierno. Mientras Morales dice que hay que curar las heridas, manda a gasificar a quienes protestan en ejercicio de su derecho constitucional y que la ley permite. Estamos perdiendo en valores, principios e inclusive en fe quienes la tenemos. Este mensaje fue un saludo a la bandera, una formalidad que la hace por cumplir porque no refleja nada de lo que ocurre en el país".

La diputada del Partido Demócrata Cristiano (PDC) Norma Piérola lo vio "recontrahipócrita, doble moral y doble discurso", y acotó que "yo le deseo al presidente mucha felicidad y cordura, porque los bolivianos solo tendremos paz el día que se vaya. Ojalá que este tiempo le sirva para reflexionar y darse cuenta de que el pueblo boliviano no es su enemigo y que el país no solo es su gente. Los bolivianos deseamos paz, de verdad".

La diputada oficialista Concepción Ortiz señaló que "la oposición no tiene ninguna moral, debieran preguntarse sus integrantes qué hicieron cuando estaban en el poder, y eso ya no les gusta, porque son conscientes de que no hicieron nada. Los hipócritas son ellos, hablan y critican a nuestro presidente cuando ellos, en función gubernamental, hundieron a este país y el proceso de cambio es el que ha traído mejores días a este país".