Escucha esta nota aquí

La Guardia Costera estadounidense seguía buscando el sábado el carguero que desapareció con 33 personas a bordo la mañana del jueves frente a Bahamas durante el paso del huracán Joaquín, que subió a categoría 4, según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El huracán aumentó de intensidad estas últimas horas con vientos de hasta 250 km/h y ha acelerado también su curso hacia el noreste, ahora se mueve a 30 km/h, y su ojo estaba situado a unos 900 km de las Bermudas. El domingo podría pasar el archipiélago hacia el oeste, según el NHC. Mientras, la Guardia Costera estadounidense continuaba las labores de búsqueda del carguero "El Faro".

"Todavía no tenemos ningún rastro de la nave ni comunicaciones con ella", dijo Ryan Doss, portavoz de la Guardia Costera en Miami, Florida (sureste de Estados Unidos). El buque, de 224 metros de eslora y bandera estadounidense, realizaba la ruta entre Florida y Puerto Rico y transportaba a 28 estadounidenses y cinco polacos.

"Esperamos mejores condiciones meteorológicas para poder hacer las búsquedas más importantes", dijo el portavoz.

Para la búsqueda, la Guardia Costera utiliza aviones C-130 y un helicóptero MH60 Jayhawk. Además dos de sus barcos están en camino, pero tardarán en llegar a la zona.

Los vientos y las lluvias siguen siendo fuertes, precisó el portavoz. "Sin duda, debemos esperar olas de 6 metros" sobre el área, dijo.
El carguero envió un último mensaje satelital la mañana del jueves cuando se encontraba cerca de Crooked Island, Bahamas, alertando que había perdido propulsión y que hacía agua, una situación que fue controlada en ese momento, según la Guardia Costera.

En Bahamas, sobre todo en las islas de la zona central Long Island, Cat Island y Rum Key, Joaquín dejó enormes daños e importantes inundaciones y a la población sin electricidad ni teléfono.

Joaquín es el tercer huracán de la temporada en el Atlántico, que se extiende de junio a noviembre, y por el momento es el más potente debido a la fuerza de sus vientos.