Escucha esta nota aquí

Eduardo Abaroa Hidalgo, mártir de la Guerra del Pacífico que libraron Bolivia y Chile entre 1879 y 1883, tuvo siete hermanos; Valeria Azcárate Moreno es nieta de Irene, la menor de esa prole, ella llegó hace unas semanas a Santa Cruz para hacer entrega de documentos que le pertenecieron a la familia Abaroa Hidalgo al Museo de Historia de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno.

Paula Peña, directora del museo, explicó que Valeria vino a Santa Cruz para cumplir con la voluntad de su abuela, que era entregar estos papeles a una institución de su país natal. “Son documentos familiares que nos muestran la vida de Eduardo Abaroa, con sus hermanos y sus padres. Son documentos que nos hablan de su vida en San Pedro de Atacama (ciudad donde nació Eduardo)”, dijo Peña.

Importancia
Un total de 36 folios son los que ahora se encuentran en el museo, un material que servirá para conocer un poco más de lo que sucedía en esa parte del territorio boliviano antes de la guerra. “La fecha de los archivos data de 1841 hasta 1875, antes de la guerra. Por lo tanto considero que es un legajo importante de documentos sobre Eduardo Abaroa para aquellos que estén interesados en hacer su historia y su biografía”, señaló la historiadora.

En el archivo donado por Azcárate destacan el testamento del padre y de la madre de Eduardo Abaroa, y otros documentos, como algunos de obtención de terrenos, de compra y venta de bienes, papeles de distintas notarías, un juicio seguido por Ignacio Abaroa (hermano de Eduardo) por unas tierras en Caracoles.

“Hay que tener en cuenta que estos papeles le pertenecieron a gente que nació como boliviana y después por causas de la guerra pasó a ser chilena”, explicó Peña.

Peña dijo que estos son de los pocos documentos de Abaroa que existen y se alegra de que estén en Santa Cruz.

Eduardo Abaroa nació en San Pedro de Atacama en 1838 y murió en la Batalla de Calama, defendiendo el Litoral boliviano, en 1879