Opinión

Lugar y estilo de hacer política

El Deber Hace 12/23/2017 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

El giro hacia la ‘derecha’ que, desde hace un poco más de un año, toman los regímenes de gobierno en América del Sur, hace más frecuente el uso de la expresión ‘centro’ para denotar la aparente orientación de esos nuevos regímenes. Empero, como explica el pensador argentino Natalio Botana, la expresión centro tiene diversos alcances. 

Es común entender que centro alude o “evoca un lugar y un estilo de hacer política”; sin embargo, a partir de este significado surgen los caminos o la práctica que diferencian el mismo en, por lo menos, tres direcciones. En primer lugar, el “concepto alude a una línea recta o a un hemiciclo donde el centro se ubica entre los extremos de la derecha y la izquierda”. En segundo lugar, el “centro traduce una actitud que impulsa al gobierno y a la oposición a coincidir en torno a un núcleo de políticas de Estado”. En tercer lugar, el “centro –como creía Bolívar del Poder Ejecutivo– es como el sol de una constelación que naturalmente incluye un conjunto de planetas partidarios que giran alrededor de este”. 

Estas tres formas del centro tienen múltiples referentes. De la primera, un buen ejemplo es la experiencia de la reciente disputa electoral en Chile entre dos grandes fuerzas situadas a la derecha y a la izquierda pugnando por conseguir la adhesión de votantes que miran más hacia el centro. De la segunda también es buen ejemplo el ejercicio de concertación que realiza la agrupación Cambiemos que gobierna en Argentina para elaborar consensos con algunas fuerzas opositoras sobre políticas públicas de interés general. El tercer camino, al decir de Botana, es la gran tentación latinoamericana. En este caso, el centro no es un “lugar moderado entre extremos” sino una “estrella de la que dependen el control y la subsistencia de un régimen político”. Se emparenta, en algunos casos, con los liderazgos carismáticos y, en otros, con la búsqueda de hegemonía por una formación política determinada. No es extraño que uno y otro camino debiliten los sistemas democráticos e, inclusive, logren instaurar regímenes autocráticos. 

Dados sus posibles significados, es aconsejable que quienes se valen de la expresión ‘centro’ precisen el significado que confieren a la misma. De lo contrario, corren el riesgo de que su discurso no sea comprendido como ellos hubiesen deseado.