Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia aprobó este lunes la solicitud de extradición al Perú del ciudadano Martín Belaunde Lossio. El próximo 21 de mayo fenece su detención domiciliaria y se espera el trámite para devolverlo a su país. 

"La decisión ha sido por unanimidad y serán las autoridades las que deban a analizar la fecha para devolverlo al Perú. Nosotros hemos tomado una decisión conforme a la Ley", explicó el magistrado Antonio Campero. 

Señaló que el próximo 21 de mayo fenece la detención domiciliaria del exasesor del presidente peruano Ollanta Humala, fecha hasta la que debería realizarse las gestiones con el fin de remitirlo a su país para que se lo juzgue. 

"No hay un motivo político para darle la condición de refugio, esa ha sido la decisión de la Conare. Nosotros tomamos esta decisión judicial para que se realice el procedimiento legal para que lo envíen al Estado peruano", agregó la autoridad. 

A mediados de abril pasado el ministro de Gobierno informó que se había rechazado la visa humanitaria a favor de Belaunde y que se puede extraditarlo el próximo 22 de mayo, debido a que se teme por una posible fuga. 

Su ingreso al país

Martín Belaunde Lossio ingresó a Bolivia por Desaguadero y con ayuda de sus amigos el pasado primero de diciembre, según reveló en una entrevista. "Yo me escapé solo; hice mi propia estrategia, me ayudaron algunos amigos y me escapé solo", admitió en su momento. 

Al llegar a Bolivia tramitó refugio político ante la Comisión Nacional del Refugiado (Conare), instancia que en dos oportunidades desestimó el pedido por no encontrar indicios suficientes sobre la supuesta persecución de la que es víctima. 

Las acusaciones en su contra

El ciudadano peruano es acusado de peculado, asociación ilícita para delinquir y lavado de activos en los casos "La Centralita" y "Antalsis", al presuntamente gestionar intereses de empresas particulares para adjudicarles contratos con el Estado en Gobiernos regionales y obtener beneficios económicos personales.

Sobre él pesa una orden de captura internacional desde el 11 de septiembre de 2014.

Procurador peruano en Bolivia

En la víspera arribó al país el procurador anticorrupción del Perú, Joel Segura, responsable de realizar trámites en La Paz sobre el pedido de extradición del empresario, que guarda detención domiciliaria desde enero pasado.

La autoridad permanecerá hasta el próximo 12 de mayo y tiene la misión de "realizar un conjunto de gestiones de carácter legal ante las autoridades de Bolivia relativas al expediente de extradición".