Escucha esta nota aquí

Cerca de la medianoche, Wálter Kenny Teodovich Áñez (21), responsable de la golpiza propinada a André Zanky Aguilera (23), se presentó en el Comando de la Policía. Lo hizo junto a sus familiares, amigos y abogados.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó la aprehensión y calificó el hecho como paradigmático que tuvo impacto en la sociedad por el nivel de violencia que se puede observar a través de las imágenes captadas por una cámara de seguridad. “Lo que menos uno espera es que así como el nivel de violencia, que se lo haga de manera planificada. No puede ser que una persona salte con todo el peso de su cuerpo sobre la cabeza de su víctima. Ese pisoteo sobre la cabeza es el pisoteo a los valores de una sociedad, se debe sentar un precedente”. Explicó que la Policía ya lo tenía ubicado pero que el mandamiento no era para horas extraordinarias.

El joven que fue esperado todo el día en la Fiscalía al anunciar que se presentaría, apareció y fue recibido por el comandante Sabino Guzmán, que luego ordenó su remisión a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), para que declare ante la fiscal.

Kenny, que adquirió fama como competidor del programa televisivo Calle 7 y mala fama en un santiamén por su comportamiento violento, pidió disculpas la noche del miércoles a su víctima en el programa Que no me pierda, de la Red Uno, donde justificó su accionar indicando que tuvo sus motivos, que fue hostigado cuatro noches por Zanky en la Feria Exposición y dejó entrever que lo que sucedió fue armado por su adversario. “Sé que hice mal, le pido disculpa a él porque no es la forma correcta de actuar. Sé que no es bonito que te peguen, pero tuve mis motivos. Él me denigró... Cumplió su objetivo de levantármela (quitarle a la novia). En la Feria, de las 10 noches, cuatro me molestó. Cuando se fue se rio de mí. ‘Ya te tengo c...’. No entendí cuando dijo eso, creo que esto fue armado”, expresó Teodovich.

No conmueve al afectado
André Zanky dijo que no cree en sus palabras. “Lo único que hizo fue hacer su show, intentar defenderse. Se disculpó en 10 segundos y durante 59 minutos se hizo la víctima. No creo en sus disculpas porque si fuera así, él se hubiera disculpado desde el primer día, me hubiera auxiliado correctamente, hubiera dado la cara, cosa que no hizo. Que se presente, lo único que quiero es justicia”, indicó Zanky.

Pedro Subirana, abogado de Zanky, solicitó la ampliación de la declaración de su cliente para solicitar el cambio de delito de lesiones graves a tentativa de homicidio y optar por la pena máxima, que en este caso ronda los 13 años de prisión.

El abogado Róger Mariaca señaló, vía teléfono, que su defendido se presentará cuando corresponda porque no ha sido citado legalmente. “Argumentamos presentación espontánea ante la fiscal, pero ella nos dijo que quería la presencia física de Kenny. Él está muy afectado anímicamente y no hay fecha exacta sobre su presentación. Se puede llegar a un acuerdo”, dijo Mariaca. Wálter Teodovich, abuelo de Kenny, apuesta también por un arreglo. “Yo pretendo hablar con la familia Zanky, sé de la calidad de esa familia. Pienso que en algún momento podemos limar asperezas conversando”, dijo el abuelo a la Red Uno