Escucha esta nota aquí

La Policía británica lanzó este viernes una búsqueda nacional para encontrar a un sacerdote que se dio a la fuga momentos antes de ser declarado culpable por un jurado de robar 34.000 euros (unos 37.281 dólares) pertenecientes a la Iglesia de Inglaterra.

Simon Reynolds desapareció el jueves durante el receso de la comida de su propio juicio en el tribunal de Sheffield, Inglaterra, justo antes de que el jurado lo declarara culpable de un total de cuatro delitos de robo.

Un portavoz de la Policía del condado de South Yorkshire dijo este viernes que "un gran número de efectivos de todo el país" está trabajando para encontrar al acusado e instó a la población a proporcionar información sobre su paradero.

El religioso fugado aprovechó su posición como sacerdote de una iglesia de South Yorkshire para apropiarse entre 2007 y 2013 de la suma de dinero en efectivo.

Se trataba de un capital que Reynolds debía haber entregado a la diócesis y a la parroquia en concepto de honorarios por la celebración de bodas, funerales y otras ceremonias.

Según lo expuesto durante el juicio, el vicario, que niega los cargos, solo entregó una pequeña parte de lo percibido.

El hombre de 50 años compareció el jueves en los juzgados, donde fue declarado culpable, si bien aún no fue sentenciado, pero abandonó el tribunal a la hora de comer y no regresó.