Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Al menos 18 millones de bolivianos recaudó este año la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Juego (AJ) por concepto de multas, según informó que director de esa institución, Mario Cazón, durante su rendición pública de cuentas. 

“Este año la Autoridad del Juego destruyó 1.312 máquinas de juego ilegales, en el marco de la Resolución Regulatoria 007, y durante el primer semestre de 2015 se destruirán alrededor de 10.000 máquinas más”, dijo el funcionario, según una nota de prensa de la AJ.

Otros datos indican que se incautaron 1.811 máquinas de juego en todo el territorio nacional, se intervino 225 salas ilegales de juego.

En cuanto a ejecución presupuestaria, se logró gastar el 95% de los 21,7 millones de bolivianos que el Estado asigna a esa institución para su funcionamiento.