Escucha esta nota aquí

La exministra de Justicia y de Desarrollo Rural, Julia Ramos, fue aprehendida, este jueves, después de que prestara su declaración en la Fiscalía. La exfuncionaria está relacionada con un "proyecto fantasma" del Fondo Indígena, informó su abogado, Paolo Gutiérrez.

"Esta mañana ha sido sometida a una declaración que ha durado aproximadamente cuatro horas, después de apersonarse a la Fiscalía (…). Al finalizar la declaración ha sido objeto de una aprehensión por parte de la comisión de fiscales", informó Gutiérrez. 

El abogado manifestó que su defendida fue involucrada en un supuesto caso de un "proyecto fantasma" del Fondo Indígena, aunque en su criterio se ha desvirtuado este denominativo ya que Ramos habría presentado como testigos a los beneficiarios del proyecto.

Acotó que el proyecto está referido a un plan de capacitación y que en su fase inicial fue aprobado por Ramos, pero que no es responsable de la ejecución porque el plan sigue en proceso.

Los fiscales Edwin Blanco y Ángelo Saravia investigan el irregular manejo del Fondo Indígena, donde están involucrados decenas de dirigentes y exautoridades del partido gobernante MAS, entre ellos Ramos, que fue parte del gabinete del presidente Evo Morales.

Ramos aparece en el informe que dio a conocer Interventora al Fondo Indígena, Larisa Fuentes, y fue denunciada junto a otros involucrados en el caso.

Dos informes muestran la corrupción en esa entidad. El primero, de la Contraloría General del Estado, con 135 proyectos observados y un presunto daño económico de 71 millones de bolivianos. Y el de la Interventora, en el que se encontró un presunto daño económico de 102 millones de bolivianos.

Según la investigación de Manuel Morales, Ramos aparece como miembro del directorio en 2009, en su calidad de ministra de Desarrollo Rural, y en 2010, 2012 también participa de esa instancia, pero como dirigenta de la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa.