Escucha esta nota aquí

La empresa estadounidense SpaceX logró aterrizar su cohete Falcon 9 este lunes por primera vez, un suceso inédito en la historia espacial motivado por el intento de reducir costos y residuos, transformando a los cohetes en naves reutilizables.

El cohete despegó a las 1:29 (HB) desde el Cabo Cañaveral, Florida. Unos minutos después del lanzamiento, el primer cuerpo del cohete - que le da su potencia de despegue - se desprendió y comenzó a regresar a la Tierra, mientras que el segundo cuerpo seguía propulsando los satélites hacia el espacio.

Gracias a los motores que amainaron la caída, el primer cuerpo del cohete aterrizó suavemente en posición vertical 11 minutos después del despegue, según se vio a través de las imágenes de la operación difundidas en directo por la empresa del millonario Elon Musk.

"Misterioso objeto" se desintegró en la atmósfera terrestre,

Es la primera vez que un cohete orbital logra un aterrizaje controlado. "Todavía no lo puedo creer del todo", dijo Musk en una teleconferencia luego del aterrizaje. "Creo que es un momento revolucionario. Nadie nunca logró recuperar un lanzador orbital intacto", añadió.

El cohete llegó a una altura de 200 kilómetros antes de retornar a Tierra y aterrizar en una exbase de prueba para cohetes y misiles de la Fuerza Aérea estadounidense que no se usaba desde 1978.

El segundo cuerpo del cohete logró en los minutos siguientes largar 11 satélites de la compañía de comunicaciones ORBCOMM a la órbita baja de la Tierra. "Confirmamos la primera etapa del aterrizaje del Falcon", escribió SpaceX en Twitter.

NASA prueba un platillo volador que llevará personas a Marte,

Recuperar el primer cuerpo del cohete Falcon 9 permitirá a SpaceX ahorrar dinero, ya que actualmente los componentes de estos aparatos cuestan millones de dólares y suelen terminar como desechos después de cada lanzamiento.

En otras ocasiones ya han fallado varios intentos de aterrizaje de cohetes sobre plataformas flotantes en el océano, pero SpaceX asegura que cada intento les ha enseñado más acerca de cómo tener éxito en el futuro.

El 28 de junio, el Falcon 9 explotó solo dos minutos después de su lanzamiento, destruyendo además su nave de carga no tripulada Dragon con provisiones para los astronautas que viven en la Estación Espacial Internacional (ISS).