Escucha esta nota aquí

El alcalde de La Paz, Luis Revilla afirmó que a pesar de la arremetida política del partido de Gobierno, Movimiento al Socialismo (MAS) a través de diferentes conflictos sectoriales para afectar la gestión municipal, la ejecución presupuestaria llegó al 90 por ciento en 2017. 

"Hemos tenido una arremetida política del partido de Gobierno muy clara con los conflictos con choferes, con gremiales y también con algunas supuestas juntas de vecinos", dijo Revilla.

De ese modo se refirió a los cercos que sufrió la Alcaldía Municipal por el sector gremial afín al Gobierno que rechazó la carnetización, así como los bloqueos perpetrados por seguidores del autodenominado dirigente, Jesús Vera, quien se benefició de varios viajes promovidos por el MAS.

Revilla destacó que a pesar del panorama de conflictividad, las medidas que impulsa la comuna para reordenar la ciudad y combatir las irregularidades continuaron.

"Todo está en marcha, la Ley 233 (Fiscalización Técnica Territorial) está plenamente vigente, el proceso de carnetización (de gremiales) va a continuar y el proceso de ordenamiento del transporte público también continuará, como está previsto", señaló.

Menos recursos

El Alcalde también mencionó que Alcaldía de La Paz encaró una disminución de los recursos provenientes del Gobierno central, y que a pesar de esto siguió con la entrega de obras, muchas de las cuales se construyeron con ingresos de los impuestos municipales. Gracias a su buena salud financiera, la Comuna pudo acceder a créditos con la banca privada.

"Ha sido una gestión conflictiva, primero porque la ausencia de recursos ha sido significativa, ustedes pueden comparar los presupuestos, a pesar de las gestiones de crédito que un poco han compensado estas dificultades", manifestó.

A pesar del nivel de conflictividad dijo que la ejecución presupuestaria del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz rondará el 90% y que no logra mayor índice debido a que hay proyectos multianuales, como la compra de buses Pumakatari, cuyos recursos no fueron invertidos aún.