Escucha esta nota aquí

El precio del crudo cayó en Nueva York bajo la cifra de los 50 dólares el barril, durante la sesión del lunes, por primera vez en más de cinco años y medio.

Hacia las 16:30 GMT (12:30 hora local), el precio del "light sweet crude" (West Texas Intermediate o WTI) para entrega en febrero descendió hasta 49,95 dólares, nivel no registrado desde el 1º de mayo de 2009, subiendo luego a 50,37 hacia las 17:09 GMT (13:09 hora local).

"Ahora que el mercado vuelve de las fiestas, los inversores asimilan varios elementos, principalmente el compromiso de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con Arabia Saudita a la cabeza, de mantener su producción en niveles muy altos", explicó Bart Melek, de Head of Commodiety Strategy TD Services a AFP.

Los dos referentes mundiales de crudo, el liviano de los Estados Unidos (WTI) y el Brent, han perdido más de la mitad de su valor desde mediados de 2014.

El crudo Brent para entrega en febrero llegó este lunes a caer hasta los 54,85 dólares por barril su menor precio desde mayo de 2009, antes de recuperarse levemente y cotizar a 54,90, con una baja de 1,52 dólares.

Las razones de la caída

Estados Unidos ha aumentado su producción de petróleo a través del método del "fracking", que es una técnica de extracción de gas y petróleo de yacimientos no convencionales, que ha convertido a los estados de Dakota del Norte y Pensilvania en grandes productores.

Analistas económicos consultados por la agencia de noticias EFE atribuyen el desplome al incremento de la producción de petróleo en Rusia y el crecimiento de las exportaciones de crudo de Irak, en el nivel mayor desde 1980.

Según el análisis de BBC Mundo, si bien aumentó la oferta esto sucedió en un momento en el que las economías más fuertes del mundo, incluida la de China, han bajado su demanda de petróleo.

A esto se suma la decisión de la OPEP de continuar extrayendo petróleo a su ritmo actual.

Lo que a su vez ha llevado a que las acciones de las principales empresas petroleras, desde BP a Exxon Mobil, hayan experimentado fuertes caídas en los últimos meses.