Escucha esta nota aquí

El máximo dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Trujillo, dijo que el Tesoro General de la Nación (TGN), destinará entre 4 y 6 millones de bolivianos para que el Instituto Nacional de Estadísticas reformule los 364 artículos de la canasta familiar que forman actualmente el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mide la inflación en el país.

“A mediano plazo, el TGN asegurará un presupuesto de entre 4 a 6 millones de bolivianos para revisar los más de 360 artículos que tiene el INE como índice de inflación. Ese trabajo lo realizaremos con el Ministerio de Economía”, explicó Trujillo.

La dirigencia de la COB considera que esta base de datos, que empezó a trabajarse en forma sistemática en 2007, es demasiado técnica y no se adapta a las estructuras actuales.

De acuerdo con el INE, los bienes y servicios que forman parte de la canasta de consumo son aquellos que satisfacen las necesidades en forma directa. No se toma en cuenta los bienes de capital. Se define el ámbito del consumo final de los hogares, incluyendo bienes durables como electrodomésticos, medios de transporte, combustibles y otros que llegan a 364.

La COB le pidió al Gobierno disminuir de 360 a 50 la cantidad de artículos, bienes y servicios que emplea el INE para calcular la variación de precios al consumidor y específicamente los productos de la canasta familiar que afectan una gran proporción del gasto de las familias.

Este medio intentó comunicarse con el director nacional del INE, Luis Pereira, para recoger la versión oficial de la institución; sin embargo, nos atendió la responsable del área de comunicación y se comprometió en hacer las gestiones para una entrevista, acciones que no se concretó hasta la elaboración de esta nota.