Escucha esta nota aquí

Los bomberos de la Policía llegaron esta mañana hasta la fábrica Inalquin, situada en el noveno anillo de la avenida G-77, donde anoche ardieron gran cantidad de thiner y pinturas que se encontraban en depositados en dos galpones. La inspección tiene como finalidad conocer las posibles causas del siniestro.

Los  vecinos de la zona piden que se cierre esta fábrica o que se traslade a otra zona.

La directora de Calidad Ambiental de la Gobernación, Erika Plata, pidió tranquilidad de los vecinos, toda vez que el material que se quemó es inflamable, pero se dispersa rápidamente los gases, por lo que en estos momentos ya no hay peligro para la salud.