Escucha esta nota aquí

Ruda. Intimida con su imponente presencia y sus músculos marcados. Es seria, pero en dos momentos de su vida le tocaron el corazón y le arrancaron lágrimas. El primero fue en 2014, cuando supo que su primogénita estaba en camino y el segundo cuando se enteró que tendría otro bebé junto con su pareja desde hace seis años, Iván Arancibia. En ambas ocasiones estaba muy emocionada.

Ella es Yennifer Aguilera Verazaín, más conocida como la ‘mujer de hierro’ de Calle 7. Antes de entrar a la primera temporada del reality, la joven, de 27 años, se presentó en varios concursos de fisiculturismo, en los que se destacó impresionantemente.  Se clasificó a un certamen nacional, quería todos los títulos, pero se le presentó la oportunidad de entrar a la TV y no lo dudó. Las cámaras eran lo suyo. Dentro del set se siente como un pez en el agua. Hizo un buen papel, pero tuvo que renunciar a la competencia porque se llevó la sorpresa de que esperaba a su primogénita, Anthonella Arancibia, que en abril cumplió tres años.

Su tía Gueisa Verazaín la acompañó durante el embarazo y se convirtió en otra madre para la bebé. La gladiadora se integró a la cuarta temporada del reality tres semanas después de dar a luz y ganó. Se llevó la gloria, los aplausos y Bs 50.000 a su casa.

Al ver sus capacidades y disciplina, Unitel la contrató para entrenar a los concursantes. Ella volvió para participar en la séptima entrega y ganó nuevamente. A pedido de los concursantes, retornó al reality hace dos semanas para retar a ‘Vivi’. Era, tal vez, la única que podía darle pelea a la tricampeona. Y hace unos días se enteró de que espera a su segundo bebé. “Estoy de ocho semanas. No buscábamos agrandar la familia, pero los tiempos de Dios son perfectos”, dijo en su despedida.

Campeones

Su padre, Jaime Aguilera, se fue a España, acompañado de su esposa, Rosalía Flores, para competir en fisiculturismo en Europa cuando sus hijos eran pequeños. ‘Jenni’ y sus dos hermanos quedaron a cargo de su abuela y de su tía, que practica esa disciplina. Su hermano menor, Brandon Aguilera, también fue campeón de Calle 7.