Escucha esta nota aquí

Octubre es un mes que en varios países del mundo se dedica a la prevención del cáncer de mama, que en todo el globo es el primer tipo de cáncer que ataca a las mujeres. En Bolivia es el segundo después del cáncer cervico-uterino y este año esta casa periodística toma la bandera de esta batalla y la hace suya también.

“Esta lucha nos une con EL DEBER, es una campaña que promueve la importancia de la detección temprana como la principal acción que podemos hacer para combatir el cáncer. El Grupo Multimedia EL DEBER, desde todas sus plataformas impulsará una comunicación proactiva que rescate información científica, médica y también consejos para el autoexamen mamario que son las claves para una detección precoz. Además compartiremos historias de vida de mujeres guerreras que han superado la enfermedad, un ejemplo de vida y de valor para todos”, destacó Ingrid Rivero, directora de Relaciones Institucionales y RSE, porque falta conciencia sobre la prevención y queda mucho trabajo por hacer.

Aumentaron los casos

Victoria Farfán (53), María Esther Menacho (46), Nabia Andrade (30) y María Esther Solar (40) vestirán todo el mes de rosa. Sus enterizos de trabajo para barrer las calles de la ciudad y un camión que recoge basura de Vega Solví ya están teñidos de rosado, adheridos a la causa de octubre, una cruzada para concienciar a las cruceñas a hacerse el autoexamen y la mamografía como medidas preventivas que marcan una importante diferencia a la hora de hacer frente al cáncer de mama.

“Este mes acude más gente, a partir de que trabajamos con precios más accesibles”, reconoció Claudia Verónica Sitic, jefe del Servicio de Mastología del Hospital Oncológico que aseguró que la demanda de mamografías que por mes es de 300, en octubre se llega a triplicar. En octubre las mamografías que cuestan Bs 400 se reducen a Bs 200, sin mencionar que la mayoría de los centros privados también se involucran con el mes de la prevención y reducen sus costos.

La médica lamenta que la estadística del hospital muestra que en dos años se han incrementado los casos. “En 2016 del total de pacientes que llegaban con cáncer, 11,7% padecía cáncer de mama. Actualmente estamos en 15%”.

¿A qué se debe el incremento? Por un lado, los especialistas dicen que hay más conciencia y por lo tanto más detección temprana. Pero también se está dando que cada vez aparecen más casos nuevos en gente más joven. “De un tiempo a esta parte estamos viendo pacientes menores de 30 años que antes en nuestra estadística no teníamos”, subraya Sitic.

Normalmente el autoexamen se enseña a hacerlo después de los 18 años, es decir, tener la rutina de palparse las mamas una vez por mes, siete días después de que ha pasado el periodo menstrual porque será más fácil detectar cualquier anomalía en la mama. El protocolo dice que la mamografía mamaria se indica después de los 35 años.

¿Qué señales son de alarma? Algún bulto en la mama, salida de líquido por los pezones, cambio en la coloración de la piel o si aparece un ganglio en la zona de las axilas. El dolor solo se siente en etapa avanzada. “Este es el mes de prevención, acudamos periódicamente a hacernos el estudio. No esperemos hasta lo último, lo importante es detectar lesiones pequeñas porque son potencialmente curables, no requieren la cirugía mutilante. En estos casos los tratamientos concluyen y las pacientes se van sanas a su casa”, concluyó Sitic.

El papel de la educación

Para Joaquín Monasterio, director del Servicio Departamental de Salud, la clave es la prevención. “La base radica en el sistema educativo, es en la escuela donde debemos enseñar a nuestros niños para evitar las enfermedades no transmisibles que se dan fundamentalmente por hábitos no saludables, comemos mal y no hacemos ejercicio, que son el primer antídoto contra el cáncer. Ahora estamos con un incremento importante, hemos subido de 204 casos a 250 casos entre 2016 y 2017”, explicó.

La campaña de Octubre Rosa es todo el mes, resaltó Óscar Urenda, secretario de Salud “para que en todas las instituciones de la salud se ofrezcan servicios gratuitos o a bajo costo para hacerse el examen. Concluyó reflexionando que se salvarían miles de vidas si las mujeres se hicieran el autoexamen y acudieran a la mamografía.